Posts etiquetados ‘tórax’

El Hospital del Tórax (Terrassa)

Historia del Hospital

En el año 1952 el Ministerio de Sanidad decide abrir cerca de Barcelona un inmenso hospital que acogiera a la gran cantidad de enfermos que había en Cataluña aquejados de tuberculosis, carencias pulmonares y cáncer de pulmón. Se elige el término municipal de Terrassa por su cercanía a Barcelona y por contar en sus afueras con un bosque, conocido como “La Pineda”, cuyo aire fresco y puro era muy bueno para este tipo de enfermos.

En una extensión de 60.000 metros cuadrados, dividido en dos alas principales y organizadas según la clase social del paciente, de nueve pisos de altura más los sótanos, a las que hay que añadir edificios anexos como la capilla o el depósito de cadáveres, se construyó el hospital. Como en la mayoría de centros sanitarios, en las plantas baja y primera estaban la recepción, urgencias y las consultas externas; mientras que, en las nueve plantas superiores, estaban las habitaciones, llegando a contar con 1.200 en total.

El antiguo Hospital del Tórax permaneció abierto hasta el año 1997, con unas estadísticas terribles, siendo durante muchos años el centro sanitario español que más suicidios registraba. Se dice que los enfermos se arrojaban desde la novena planta al jardín, el cual habían apodado “la jungla” debido a los gritos que se solían escuchar de la gente que se suicidaba y los de aquellos internos que gritaban frases como “ya ha caído otro” u “otro que se ha tirado”. La media de estancia de un paciente en el hospital era de un año, pues la mayoría no conseguía superar las graves dolencias. La rápida y dolorosa muerte que advenía a los enfermos, que además estaban aislados del mundo, provocaba una psicosis general que, en muchos casos, acababa en el suicidio; de ahí la estadística.

Hospital del Tórax

Hospital del Tórax

A día de hoy el antiguo Hospital del Tórax se encuentra en proceso de remodelación para albergar oficinas y locales de uso para los ciudadanos de Terrassa.

En su planta baja se encuentra ubicado el Centro Psiquiátrico de La Pineda, con 62 plazas residenciales, y una de sus alas ha sido adquirida por la productora cinematográfica Filmax. Donde se han realizado multitud de películas como: Frágiles (2005), Los sin nombre (1999), Ouija (2004), La monja (2004), El maquinista (2004), etc…

Allí tiene pensado trasladarse en su totalidad, ahora que el edificio es propiedad de la Generalidad, el parque Audiovisual de Cataluña y albergará distintas empresas relacionadas con el vestuario, el maquillaje y la caracterización.

La enfermera de la muerte

Una de las historias más macabras y terror nos puede causar sobre el hospital, es la conocida como “enfermera de la muerte”. Ataviada con una jeringuilla en su mano derecha, buscando su próxima víctima y causarle una muerte para poder darle la paz a aquellos enfermos ya desahuciados, casualmente con cada aparición de la enfermera le sucedía una muerte. La sugestión y las altas dosis de sedantes y antidepresivos pueden ser las causantes de estas leyendas, pero siempre nos quedará la duda.

También se cuenta que por “la jungla” pasea una figura espectral que recuerda a un paciente que acarrea consigo un respirador y arrastra consigo todo el material médico. Los mismos enfermos comentaban de que veían a sus antiguos compañeros paseando por las habitaciones y los corredores.

Interior del Hospital

Ahora vamos a entrar en la parte enigmática del hospital. Después de su cierre los rumores sobre sucesos extraños en el interior del hospital y en sus alrededores son bastantes comunes por aquellas personas que lo han visitado. Asegurando escuchar voces, ruidos extraños, una sensación rara en el ambiente, cambios bruscos de temperatura, problemas con los aparatos de grabación y las cámaras fotográficas, aparición de sombras… todos estos fenómenos parecen provenir de la parte abandonada del antiguo hospital.

Interior del Hospital del Tórax

Interior del Hospital del Tórax

Se han realizado numerosas investigaciones sobre hechos paranormales sucedidos en el hospital. Psicofonías y estudios sobre los cambios de temperatura/humedad en diversas estancias han dado positivos. Y se han encontrado diversos testigos de total credibilidad, como empleados o parte del equipo del rodaje de diversas películas que se han realizado en el hospital.

Algunos empleados del centro de disminuidos psíquicos que está en la parte habilitada del hospital aseguran haber vivido situaciones extrañas, como que el ascensor venga a la planta donde están ellos sin que nadie los haya llamado o presenciar como aparece humo y neblinas de la nada dentro de algunas habitaciones.

También son muchas las personas que han sufrido fenómenos extraños dentro del hospital y que el lugar nada tiene que ver con su trabajo, simplemente han entrado por curiosidad o para realizar grabaciones y fotografías.

Según cuentan estas personas dentro han vivido situaciones de autentica extrañeza como realizar grabaciones de vídeo y que luego las cintas aparezcan vírgenes, realizar fotografías y que la mayoría luego no salgan o incluso llegar a sufrir anomalías con los teléfonos móviles.

Pero sin duda el fenómeno más común en este hospital es el relacionado con las anomalías en los aparatos y la sensación extraña de sentirte acompañado, como si en el lugar hubiese mucha actividad, aunque también cuentan los testigos otro tipos de experiencias donde las sombras, visiones y fenómenos paranormales están presente.

También es digno de mencionar las distintas experiencias de miembros del equipo de rodaje de las diferentes películas realizadas allí por la productora Filmax.

Brad Anderson, director de la película “El maquinista“, la cual se rodó íntegramente en el hospital del Tórax, asegura que es un lugar espeluznante.

En la película “Los sin nombre” la filmación de la autopsia de la niña desaparecida se realizó en el antiguo hospital del Tórax de Terrassa, en donde según cuentan algunos del equipo técnico, ocurrieron fenómenos paranormales: ruidos extraños, cambios bruscos de temperatura, etc. Según el director Jaume Balangueró, “los actores iban al baño de dos en dos por que tenían miedo“.

El rodaje de la película “Ouija” también ha estado marcado por el escalofrío que causa el lugar. Una de las actrices, Montse Mostaza en una entrevista realizada a la revista Akalina Cine dijo que se respiraba algo extraño en el ambiente o el director de “La Monja” que aseguró haber vivido cosas muy extrañas en el hospital y que jamás volvería.

Por otra parte, circula la leyenda de encontrarse escondidos fetos humanos en las dependencias de la planta número cinco para unos o en la segunda para otros, pero quizás esto solo sea eso, una leyenda surgida en un mes de mayo del año 2003 donde unos menores de edad robaron un bote de cristal en el cual había un feto humano conservado en formol.

Exterior del Hospital

En los alrededores del Hospital del Tórax tenemos lugares cargados de misterio, como la iglesia abandonada, lugar donde los grupos de corte satánico organizan rituales y donde las cámaras fotográficas y aparatos de grabación en ocasiones parecen descontrolarse y funcionar solo en determinados lugares. También se han grabado un gran número de psicofonías en su interior.

También tenemos la casa del palomar, donde los cambios bruscos de temperatura son bastante habituales y en alguna ocasión se han descargado baterías y pilas que los curiosos llevaban de recambio para sus aparatos.

El último lugar de los alrededores del hospital a destacar es sin duda los jardines de la parte trasera “la jungla” lugar donde caía la gente que se lanzaba al vacío atentando contra su propia vida y desde donde se oye según algunos testigos voces, gritos y lamentos.

Jardín trasero del Hospital del Tórax

Vista del jardín trasero de "la jungla"

La segunda casa es un lugar curioso, aunque quizás es el lugar que menos sucesos extraños contempla a sus espaldas, quizás por que casi siempre suele estar cerrada.

Mientras, la capilla, el depósito y otras instalaciones siguen cerradas pero su entrada, como a cualquier propiedad privada, está castigada como allanamiento de morada. Aunque un grupo de jóvenes accedió al interior del hospital, concretamente al sótano, causando destrozos de bastante consideración, por eso el hospital se encontraba con todas las entradas y ventanas cerradas con ladrillos.

En la capilla que está en la parte trasera del hospital se encuentran signos evidentes de que allí se realizan rituales o invocaciones a fuerzas oscuras. Cualquier visitante se encuentras con restos de un pentagrama rojo invertido, aunque también puede ser restos de alguna de las películas de la productora Filmax.

Multitud de misterios y leyendas rodean la existencia de este hospital. Algunos serán bulos, otras exageraciones, pero indistintamente de creer o no en sucesos paranormales, no nos podemos negar que es un sitio especial, con un halo de misterio que nos hace interiorizar nuestros miedos y agrandar cualquier suceso que se pueda dar. Eso no quiere decir que no sucedan, distintas pruebas dan un testimonio positivo para ello, siempre queda la duda de los más incrédulos, pero siempre tendremos en nuestra mente éste lugar con misterio.