Posts etiquetados ‘Akira Toriyama’

El pasado martes 1 de noviembre se cerró una nueva edición del Salón del Manga de Barcelona, ésta, la decimoséptima, concluyó con un balance de 65.000 visitantes durante los cuatro días que duró el evento. Destacando el premio especial a Akira Toriyama como “mejor autor vivo del manga” por su eterno Dragon Ball, el premio al mejor manga español para Kenny Ruiz por “Dos Espadas”, un salón volcado y centrado con el mundo samurai gracias a una exposición de “Samuráis de papel” con las ilustraciones originales del artista Hiroshi Hirata (autor del logotipo de Akira) acompañado por una exposición de diferentes kimonos con diseños basados en el vestuario tradicional japonés y por un arduo repaso del universo samurai en el cine, el anime, el cómic y el manga o las láminas de maestros del dibujo manga como Takehiko Inoue, Hiroaki Samura o Gosho Aoyama.

XVII Salón del Manga de Barcelona

Interior del recinto de La Farga

El Salón estuvo repleto de figuras invitadas: Keiichi Hara, Fuju Hirata, Kazue Kato y Cécile Corbel (compositora e interprete de la banda sonora de la película Arriety y El mundo de los diminutos). Y la visita de la ilustradora valenciana Victoria Francés a su retrospectiva, “Luz en la oscuridad”, dónde recorre toda su trayectoria profesional y ofrece material exclusivo, obras inéditas al público y con una exposición que se dividía en las diferentes etapas de la artista pero volcada en su primera trilogía, Favole, enmarcando gran parte de sus primeras ilustraciones.

Victoria Francés

Victoria Francés encabezando su retrospectiva: “Luz en la oscuridad”

La parte más recreativa acogió la final española del World Cosplay Summit, actuaciones musicales, concursos de karaoke, conferencias, las novedades fanzineras y una zona de videojuegos con las últimas novedades del sector de la mano de Microsoft, Nintendo, Sega y Ankama. En la sala Xbox un espacio multijugador homenajeaba el Halo Anniversary y como grandes protagonistas el Gears of War 3, el Forza Motosport 4 y el último juego de la saga Star Wars: Star Wars Kinect. En el stand de Nintento la nueva versión de Zelda para Wii, The Legend of Zelda Skyward Sword, el Mario Kart7 para la Nintendo 3DS y el Super Mario 3D Land, ocupaban los lugares más destacados. Ankama sacaba a relucir los dos juegos claves de la compañía: el veterano Dofus y el nuevo Wakfu. Por último Sega presentaba un módulo especial para el irregular Sonic y su Sonic Generations.

La noticia bomba del salón la daba Mision Tokyo anunciando la intención de Ediciones Glénat de lanzar una re-edición de Ranma ½, una de las obras cumbre de la reina del shonen manga (dirigidos a varones de entre 8 y 18 años), Rumiko Takahashi. Esta re-edición estará acompañada de la edición kanzenban de la misma, un total de 19 tomos dobles con sobrecubiertas con portadas nuevas e ilustraciones a cargo de autores españoles cuyo primer tomo saldrá en diciembre de este año. La primera ocasión que este famoso manga llegó a nuestro a país fue gracias a Planeta DeAgostini en mayo de 1993 en formato cómic-book.

Los alrededores de La Farga estuvieron bañados por multitud de cosplayers representando sus mangas, animes o videojuegos favoritos. Los más vistos se repartían entre Luffy de One Piece, Goku y Vegeta de Dragon Ball, Zelda del videojuego de Nintendo y el tema fetiche de esta edición: los samuráis. Algunos de éstos fueron protagonistas del resto de premios de la presente edición:

–  Mejor Shonen Manga (Manga de Aventuras): Bakuman, de Tsugumi Ohba y Takeshi Obata (Norma Editorial).

–  Mejor Shojo Manga (Manga para Chicas): Instituto Ouran Host Club, de Bisco Hatori (Panini Comics).

–  Mejor Seinen Manga (Manga para Adultos): XXXHolic, de Clamp (Norma Editorial).

–  Mejor Kodomo Manga (Manga Infantil): The Legend Of Zelda: The Phantom Hourglass, de Akira Himekawa (Norma Editorial).

–  Mejor DVD o Blu-Ray de Anime: La Princesa Mononoke, de Hayao Miyazaki (Aurum Producciones).

–  Mejor Serie Animada Emitida en Televisión: One Piece (Ariat Multimedia).

–  Mejor Fanzine de o sobre manga: Katz: The Katz of the Zombies.

Respecto a la parte musical queda patente el avance del K-Pop sobre el J-Pop y el visual kei, un mayor número de stands dedicados a estos grupos y el concierto multipublicitado durante el evento del grupo coreano JYJ. Éstos dieron un mini-concierto de apertura del salón en el Auditorio limítrofe a La Farga, dónde todas sus fans pudieron vivir un avance de su pop melódico con sulfúricos gritos dance que cerrarían con un apoteósico y cálido concierto nocturno en el emplazamiento del Pueblo Español de Barcelona.

Quedada Block B

Quedada de los seguidores del grupo coreano de K-Pop Block B

Esta edición cierra un ciclo de 14 años ubicados en La Farga de Hospitalet de Llobregat para trasladarse a partir del año que viene al Pabellón 8 de la Fira de Barcelona, el mismo emplazamiento donde se celebra el Salón del Cómic. Un traslado motivado por el aumento de 8.000 metros cuadrados, hasta llegar a los 20.000, que hacen posibles aumentar el número de stands y el aforo de visitantes.

Se puede escuchar la versión radiada en el programa de radio de El Abrazo del Oso del 06-11-11:
Pasando el Estrecho de Magallanes, EVA y Vannevar Bush

BOLA DE DRAGÓN

Dragon Ball Z

Del manga original de Akira Toriyama cuya adaptación al anime se dividió en dos series: Dragon Ball con 153 episodios y Dragon Ball Z con 291 episodios, posteriormente se crearon otras dos historias aparte del manga para televisión: Dragon Ball GT con 65 episodios y Dragon Ball Z Kai –la remasterización de la serie original de Dragon Ball Z en alta definición y formato 16:9).

La historia nos narra la vida de Son Goku, sus primeros años de entrenamiento en las artes marciales, las primeras luchas contra el Ejército del Lazo Rojo cruzándonos con los inolvidables Torneos de Artes Marciales y sumergiéndonos en la leyenda de las siete bolas de dragón mágicas.

El hilo argumental pasa de ser los buscadores de las bolas mágicas a ser los protectores del Universo. Contra enemigos perversamente despiadados y casi invencibles: Piccolo, Vegeta, Freezer, Boo o Cell. Con una constante del manga y anime japonés: la casi infinita duración de sus batallas o luchas y una estructura similar que con el paso de los episodios llegó a ser aburrida y repetitiva.

La violencia llegó a un punto que la versiones de los capítulos en Europa estaba ampliamente mutilada, pasando los episodios de 25 minutos a 20, incluso, como en el caso de España, a llegarse a suspender la emisión de la serie por las diversas protestas de asociaciones y madres asustadas por su extrema violencia y los puntos picantes de la primera parte de la saga.

Puede hablarse del primer manga y anime de fama mundial, llegando su mito hasta nuestros días, siendo de las primeras franquicias de merchandising en ventas. La diversidad de personajes entrañables e identificativos al carácter de cada uno de los niños y adolescentes que hemos disfrutado de esta serie es una de las causas principales de su perdurar en el tiempo.

CHICHO TERROMOTO

Chicho Terremoto

Es un anime producido en Japón en los años 80 que no pudimos disfrutar en España de sus 65 episodios hasta mediados de los 90. Es una de las series infantiles más picantes y atrevidas, paralela en su atrevimiento a Shin Chan.

Chicho Terremeto es un chico obsesionado con el baloncesto y con levantar las faldas de las chicas para observar el color de éstas –ayudando a los televidentes infantiles a su introducción sexual-. Su humor causo furor en la época, siendo la comidilla en los patios de colegio de la década de los 90: todos los niños buscando las braguitas blancas de Rosita.

Al igual que en el caso de Dragon Ball la serie que nos llego a España no fue la misma emitida en Japón, sufriendo multitud de cambios en el guión y adaptando las coletillas al idioma patrio.

 LOS CABALLEROS DEL ZODIACO

Los caballeros del Zodiaco

Nos despertábamos con las legañas pegadas a los ojos, pero la pereza pronto se borraba con unos primeros pensamientos que nos transportaban a un mundo de fantasía dónde nuestra imaginación nos trasladaba por las diversas constelaciones: Pegaso, el Cisne, el ave Fénix, la Osa Mayor o Andrómeda. Nos equipábamos con nuestra armadura preferida, empuñábamos la mochila hasta lindar con nuestros huesos en la entrada del tabernáculo de nuestros conocimientos. Las clases de matemáticas se transfiguraban en símbolos de la mitología griega y nórdica, la armadura relucía entre los diptongos o los dictados y cuando salíamos a la pizarra nuestra meta era ser el santo de la defensa de la diosa Atenea, ejecutando el ejercicio con el cosmos en los dedos y, al volver a nuestro pupitre, la sonrisa cubría nuestra cara percibiendo la fragancia de la victoria. Zumbaba el replicar del recreo, recorriendo el patio de templo en templo, sumergidos en mil batallas, alcanzando victorias en Asgard, dónde reina el frío y el hielo, sumergidos en el submarino del emperador Poseidón o en una eterna batalla contra el inframundo. Volvía el zumbar, escalábamos a nuestra aula con una gran pesar, un nuevo enemigo cruzaba el umbral calzando un áurea boreal procedente de Sinigrado, se turnaban las huestes de territorios desconocidos: la península de Yucatán, el mar Caspio y el golfo de Mëxico; desconocidos para nosotros, solo oíamos hablar de la isla de la Reina Muerte, del Santuario y el castillo de Hilda. Se daba carpetazo al día escolar, un mar de conflictos solventados y el arpa de mime nos unía al salir de nuestro guerrear. Regueros de sangre mezclados con las lágrimas de los héroes, nosotros, capaces de liquidar un nuevo viaje al infierno: el de nuestra infancia incomprendida, el de vivir en un mundo paralelo dónde podíamos ser nosotros mismos, el del cielo dónde lidiábamos con las doce casa zodiacales.

La tarde, nuestra última batalla, el infierno irradia en el horizonte, en nuestro escritorio cientos de deberes se interponen a nuestra cruzada hasta conseguir entrar en la dimensión que nos lleva a los Campos Elíseos: surcando las tentaciones de las ninfas, cabalgando entre prisiones guardadas por los más despiadados dioses y blandiendo nuestro lápiz contra cualquier sombra que se perciba en la penumbra.

Pernoctando con las luces crepusculares se someten nuestros pesados párpados al deseo de Hypnos quien nos ayuda a cerrar un nuevo día hasta que soñamos ser los guardianes del universo.

P.D: Para todos aquellos que seguimos disfrutando de la infancia.

Se puede escuchar la versión radiada en el programa de radio de El Abrazo del Oso del 10-07-11:
Guy de Maupassant y las mejores series de los 80