Archivos para junio, 2011

21 gramos

Cartel de la película 21 gramos (2003) de Alejandro González Iñárritu

Tras la nebulosa aflicción de la sintonía principal se nos antepone una historia que se fragmenta en el espacio-tiempo uniéndose a una tela de desidia que nos sumerge en el dolor. Éste es nuestro alter ego, nuestro protagonista, la llave unida a nuestras vidas, la llave cicatrizada en nuestro corazón.

Tenemos un imponente triángulo de vidas conducidas por el desamparo de un destino maldito. Se nos presenta una historia de almas perdidas sumergidas en el universo del dolor. Un segundo puede cambiar el destino de estás. Ese segundo nos pierde en la desilusión.

El primer vértice nos presenta a un hombre postrado a la puerta de la antesala de la muerte. Desesperanzado, perdido en un mar de desencuentros, apegado a la esperanza del destino, pero sometido a las crueles desavenencias de éste.

Una mujer que con una sola llamada pasa del súmmum al vacío. Apareciendo viejas heridas que se suponían cicatrizadas y, en este estado, cuánto más intenta lavarlas menos cicatrizan. Con el dolor, encuentra el amor y, con el amor, encuentra la venganza.

Un hombre apegado a la fe que una vez tras otra es traicionado por ella. En su camino de redención vuelve a tropezar con las mismas piedras, la culpabilidad le corroe su interior y su expiación le conduce al terror.

Las piezas se van desgranando según se fragmenta la vida de nuestros afligidos protagonistas. Los planos se van turnando encontrando el hilo de conexión del trío. Amor, compasión y venganza se unen en un pecaminoso recuerdo de la soledad. La desazón de los duros golpes nos va llevando al límite de los sentimientos pero dejando siempre una semilla de esperanza y vida.

Se puede escuchar la versión radiada en el programa de radio de El Abrazo del Oso del 10-10-10:
La estrella del diablo y el peso del alma

Introducción

Históricamente, los asesinos en serie intentan saciar sus más bajos instintos anidados a una multitud de perversidades: violaciones, maltrato animal, pedofilia, torturas, necrofilia, vampirismo, canibalismo… En esta ocasión, traemos a un personaje rodeado de un halo misterioso, ofuscado en un afán de protagonismo altamente egocentrista y diversificado en un cruel juego. Éste incluye un ritual donde los primeros protagonistas son los medios de comunicación, aprovechándose de su esmero por la codicia de los índices de audiencia, el vil metal o la presencia de la noticia. Mandaba cartas a los principales periódicos donde incluía una serie de pictogramas que inducían a la confusión, esbozando hechos que solo podía conocer el asesino y, en algunos casos, dando pistas falsas que activaban los mecanismos de burla del asesino.

Zodiac

Nos encontramos ante el asesino más enigmático de la era moderna del crimen. Excluyendo a “Jack, el Destripador”, el otro gran serial killer anónimo, el autobautizado Zodiac, está rodeado de una serie de actos que no nos aclaran cuáles eran sus objetivos, un mar de dudas inundan cada uno de sus movimientos, la alta interacción con los medios y los diversos departamentos de policía, indicaba la meta de ser apresado, pero su desarrollo criminal nos conduce a muchas otras incógnitas escondidas tras la máscara de su anonimato, del según la policía encargada del caso: “un criminal torpe, un mentiroso y, posiblemente, un homosexual latente”.

Su fama alcanzó derroteros insospechados, encontrando otros dos sangrientos copycat en New York y Japón, para engrandecer su figura. Siendo el segundo criminal en jugar con los medios tras “Jack, el Destripador”, curiosamente, ambos nunca identificados con fehaciencia.

Zodiac

Retrato robot de Zodiac

Todo empezó la noche del 4 de julio de 1969, una llamada telefónica alertaba al departamento de policía de dos crímenes, las muertes de Darlene Ferrin –de 22 años- y Mike Mageau –de 19 años-, la voz tras el micrófono se autoinculpaba de los delitos. También se adjudicó otros dos crímenes sin resolver, el asesinato de David Arthur Faraday –de 17 años- y Betty Lou Jensen –de 16 años, ambos asesinados a balazos por un arma del calibre 22. Nuestro asesino apuntó pistas que solo podía conocer el criminal, asegurando su culpabilidad a los policías. Días después, el asesino amplio sus lazos a la prensa, escribiendo tres cartas a los periódicos: Vallejo Times Herald, San Francisco Chronicle y San Francisco Examiner, estaban escritas con rotulador y con abundantes faltas de ortografía, incluyendo nuevas pistas, dando crédito a los tres asesinatos e incluyendo un extraño criptograma de 360 caracteres, el cual, afirmaba contenía su identidad. Exigía que las cartas fuesen impresas en la primera página o iniciaba una masacre asesina durante el fin de semana.

Las cartas se llegaran a publicar y los aficionados a los criptogramas, Donald y Bettye Harden de Salinas en California, descifraron las siguientes palabras que no contenían la identidad del asesino:

Criptograma

Criptograma mandado a diversos periódicos por Zodiac

Me gusta matar gente porque es mucho más divertido que matar animales salvajes en el bosque, porque el hombre es el animal más peligroso de todos. Matar algo es la experiencia más excitante, es aún mejor que acostarse con una chica, y la mejor parte es que cuando me muera voy a renacer en el paraíso y todos los que he matado serán mis esclavos. No daré mi nombre porque ustedes tratarán de retrasar o detener mi recolección de esclavos para mi vida en el más allá…”.

Los últimos 18 códigos nunca se han descifrado y la carta se cerraba con un símbolo similar a una mira –una cruz cerrada en un círculo-. A los pocos días se recibió una nueva carta, con nuevos datos y firmando por primera vez como Zodiac.

Las siguientes víctimas, de nuevo, apuntaron a una pareja joven compuesta por Bryan Hartnell y Cecelia Sheppard, Zodiac cambió el modus operandi, utilizando un cuchillo, dando 10 puñaladas a la mujer y 6 al hombre, pero esta vez algo fallo, el hombre pudo sobrevivir introduciendo una serie de datos nuevos a la investigación: “Era un hombre de constitución fuerte y de unos 180 cms de estatura, se presentó con capucha y una especie de manto negro sobre el pecho que contenía el símbolo de la mira, dijo haber escapado de una prisión de Colorado y que necesitaba el coche para irse a México”. Otro acto de ego, fue el marcar con la navaja en la puerta del automóvil de Hartnell: “Vallejo 12-20-68, Sept 27-69-6:30”.

Mensaje Zodiac

Mensaje marcado en la puerta del coche de Hartnell

La séptima y última víctima oficial de Zodiac fue el taxista Paul Lee Stine, el 11 de octubre de 1969, muerto por el disparo de una 9 mm. en medio de la cabeza, cambiando otra vez el patrón de los crímenes. El 14 de octubre de 1969, el Chronicle recibió una nueva carta de Zodiac, conteniendo una muestra de la camisa de Paul Stine. Días después, llamó al Departamento de Policía de Oakland exigiendo hablar en directo en un programa de televisión con un abogado.

Escribió nuevas cartas, con diversos criptogramas sin poder llegar a traducirlos. Se pierde la pista de Zodiac en 1974, aunque diversas cartas y postales se le han atribuido.

No fueron solo estás siete víctimas las que se imputo Zodiac. Algunos investigadores, afirman que pudieron llegar hasta 50 las víctimas, el propio asesino se atribuye a través de sus cartas 37 crímenes. Tenían algo que le podían conectar con él, pero nunca se llego a probar nada e incluso podría ser un mecanismo de distracción y parte del juego de Zodiac. La policía llegó a manejar una lista de 2.500 sospechosos. Rick Marshall fue uno de ellos, tenía un alto parecido con su retrato robot y vivía en la zona del asesino. Lawrence Kane también reunía algún que otro requisito. Michael O´Hare, Ted Kaczynski y Bruce Davis, también estaban en los primeros de los puestos. Pero en el primer lugar nos encontramos a Arthur Leigh Allen, un pedófilo que estuvo en prisión entre rejas a mediados de los 70, justo cuando Zodiac dejó de actuar. Allen llevaba un reloj de la marca Zodiac, con el símbolo que utilizaba el asesino para firmar y, además, era admirador de la película “El malvado Zaroff”, citada por Zodiac en sus cartas; casualmente, el film nos habla de un conde que mataba personas por diversión. Allen falleció en 1992, nunca pudo ser señalado oficialmente como culpable ni siquiera comparando su ADN con las muestras obtenidas en las cartas. El máximo defensor de la culpabilidad de Allen, es el ex-caricaturista del Chronicle, Robert Graysmith, que vivió obsesionado por la identidad de Zodiac durante 17 años, culminando su investigación con el best-seller: Zodiac, el asesino del zodíaco.

El caso se archivó en 2004, abriéndose de nuevo en 2007, tras los nuevos datos que salieron a la luz para resolver el enigma de Zodiac. Dennis Kaufman dice que su padrastro, Jack Tarrance, es Zodiac, incluso tiene una página web con fotografías, dibujos y algunas evidencias que inciden en su culpabilidad, todo ello no quiere decir de la veracidad de sus manifestaciones, ¿otro para apuntarse al carro de la fama? En esta misma dirección va Deborah Pérez, asegurando en 2009, que su padre, Guy Ward Hendrickson, era Zodiac, diciendo poseer las gafas que no encontraron en la escena del crimen del taxista, atestiguando que ella misma escribió una de las cartas, sin conocer el objetivo, y afirmando poseer pruebas de ADN para identificarlo como Zodiac. Y las teorías más disparatadas hablan que Zodiac es hijo de extraterrestres.

Muchas son las dudas que nunca van a poder ser resueltas sobre la vida y obra de Zodiac, la única respuesta, es saber que su máximo objetivo fue alcanzado: la fama.

Episodio 5. Zodiac, el asesino del zodiaco

Narrador:

Lleno de incertidumbre le encontramos, nervioso, sin parar de girar la esfera de su reloj Zodiac. El tiempo pasa, su sed, no. Hace más de diez años, dejó de escribir a la prensa, al agente Avery o el listillo de Graysmith, ¡qué lejos estaban de la verdad! ¿o no tan lejos?

El recorrer de los días le han hecho una persona más precavida, más iniciada en el arte de lo recóndito. Tras nuevo amanecer se sigue alimentando su interior de esas ansias en ser el epicentro, ¡cómo en los viejos tiempos! Cuándo era portada de todos los periódicos e informativos, cuándo sacudía de terror las calles de California y toda la nación. Podía alimentar el hambre con los recuerdos, pero su afán de revivir esos tiempo no desaparecía. Si hubiese querido, su nombre permanecería en los más altos altares de la eternidad, simplemente, se llenaba sabiendo él la verdad, mirándose al espejo y reconocerse como Zodiac.

Nunca se lo tomó en serio, simplemente como un juego para determinar cuáles eran sus límites, descubrir cuánto podía estirar la goma, para en el momento justo desaparecer y en determinados momentos dar unas ligeras pinceladas de perversidad irrisoria. Su divertimento consistía en un cruel juego en el que introducía a la policía, prensa y televisión, mandando falsas amenazas, induciendo a pensar que era un idiota, escribiendo como un vulgar campesino y logrando una atmosfera misteriosa que rodease a su persona. Se hacía ver como un personaje torpe y distraído, pero su mayor sorpresa era cuándo se daban cuenta de su cruel juego. Vivía la emoción después del crimen, llenando su ego con las más altas esferas de divertimento.

Proyectaba su película favorita: “El malvado Zaroff”, se sentaba en su sillón repleto de revistas pornográficas e imagina mientras la visionaba como sería el próximo crimen: ¿revolver o cuchillo?, o ,¿una soga al cuello? Fue cogiendo gusto al asesinato, escenificándolos, aumentando su dosis de teatralidad, incluso, llegando a dejar libre a una de sus víctimas, ¡qué divertido sería el relato del muchacho! Se imaginaba al chico ante la policía, relatando como un hombre con capucha, con una especia de mantón negro con el símbolo de una mira en el centro había asesinado a su novia.

Como cuándo amenazó con poner una bomba en un autobús escolar, todo San Francisco alterado por su culpa, ¿se creían qué estaba tan loco como para explotar un autobús lleno de niños? ¡Pues no! Era mucho más inteligente que eso. Era un riesgo innecesario, con la capacidad de atención se conformaba, no necesitaba entrar en otros fuegos de artilugios.

Algunos se olvidaron, otros no podían dejar de pensar en él, pero todo la atención recibida fue suficiente para desaparecer en el momento justo, en el momento que respiraban en su nuca. Decidió mandar algunas cartas con una escondida despedida, asestando un último mazazo a las personas justas, riéndose ante ellos, sabiendo quién era pero sin poder demostrarlo. Y con eso se contento.

¡No perdurara su nombre pero sí su obra como Zodiac!

Se puede escuchar la versión radiada en el programa de radio de El Abrazo del Oso del 24-01-11:
Agatha Christie y el asesino del zodiaco

Hace pocas fechas fue el 10º aniversario del estreno de Matrix, exactamente el 31 de marzo de 1999. Una película revolucionaria para el cine en general y el de ciencia-ficción particularmente. Me voy a centrar en el efecto causado por la primera de la trilogía, personalmente las otras dos me sobran, ¿se imaginan Blade Runner siendo una trilogía? Pues yo no, y por ello Matrix pierde parte de su grandeza con sus dos desafortunadas secuelas.

Antes de empezar a desglosar el monográfico me gustaría incluir una pequeña sinopsis para todos aquellos que no la han visto y para por lo menos ponerles en situación:

Existen dos realidades: la primera es aquella que refleja la vida que vivimos cada día; la segunda se encuentra detrás de la anterior. Una es un sueño; la otra es Matrix. En un futuro no tan lejano, el 2070, Neo, un pirata informático, es el único humano que sospecha que vive en una falsa reproducción del siglo XX, y deberá encontrar la verdad sobre Matrix. Para él solo se trata de algo que ha oído hablar en susurros, algo misterioso y desconocido que posee un control inimaginable y siniestro sobre la vida. Gracias a la valiente Trinity, Neo logrará llegar hasta Morfeo, líder de un grupo rebelde entrenados para destruir Matrix y el único que puede darle las respuestas que busca.

A las puertas del siglo XXI y anticipándose a su entrada nos llegó Matrix. Para los cinéfilos una suma de todo lo visto anteriormente, para el público en general, una película más de ciencia-ficción. Entonces, ¿cuál es su grandeza? Su grandeza reside en unos primeros minutos de metrajes electrizantes, multitud de elementos provenientes de diferentes sagas y culturas, una estética ciberpunk no vista desde Blade Runner, unas escenas de acción de lo más trepidante -como la mejor película de kung fu-, todos los hallazgos tecnológicos en cada una de sus escenas, su juego entre lo virtual y real. Y lo más importante de todo, su capacidad de integrar y entremezclar infinitas referencias en su historia. Referencias religiosas con el cómic, mitología griega y clásica, la cultura babilónica, literarias, filosóficas, cultura oriental, videojuegos… La suma de todas nos dan el producto que revolucionó la entrada del presente siglo.

Matriz

Cartel de la película Matrix (1999) de los hermanos Wachowski

Matrix no se sumó a la mirada apocalíptica del cambio de siglo, con un posible fin del mundo basado en la destrucción de la naturaleza o los efectos del cambio climático, como otra gran cantidad de otras películas estrenadas en esos años. Si no se esbozo en un dibujo de una humanidad diferente, donde nosotros mismos somos los culpables del cambio político en el poder del planeta. La I.A. es la protagonista y culpable de nuestra decadencia y sólo nos queda nuestra esperanza de saber la única diferencia al resto de especies: nuestra capacidad de ser conscientes de nuestros sentimientos. Matrix es una dura crítica al mal uso de los avances tecnológicos, nuestra Metrópolis contemporánea. Y en ello también reside su grandeza, en la actualidad nuestras vidas son más virtuales y vacías que nunca, somos seres individualistas buscando la utopía de un mundo feliz basado en el consumismo y Matrix refleja nuestra sociedad actual mejor que nunca. Hoy estamos en un mundo donde la percepción de la realidad está menos definida que nunca, ¿qué es más real, la vida real o nuestra percepción de ella? Hoy en día hablamos, vemos y conocemos a más gente por internet que en persona, los movimientos sociales empiezan desde el intercambio binario de información, tenemos parejas conocidas solo en el mundo virtual, participamos en juegos con gente desconocida y un largo etcétera que nos puede hacer perder el concepto de la realidad.

Para trascender, reflejar y desglosar la información y referentes contenidos en poco más de dos horas de esta película, voy a dividirla en cada una de las posibles influencias que tiene, subdividida en temáticas.

1. Matrix y el cine:

Para empezar he de tomar el apartado más lógico y en el que más referencias tiene. Dejando de lado cada uno de los libros en que se basan las películas tomadas a continuación, este apartado tendrá su propio sello basado en la literatura.

En cuanto a ideología y referencia visual puede tomarse como mayor estimulo Blade Runner. Ambas películas toman una base de película de ciencia-ficción ciberpunk (el ciberpunk es el temor a la tecnología y la deshumanización), donde es un mundo que promete al ser humano la opción de alterar y dirigir su propio mundo evolutivo: la manipulación genética, la I.A., la biónica y la robótica. Aunque en Matrix es el ser humano el que termina como esclavo de las máquinas. También su realismo sucio, oscuro y basado en el diseño y las marcas tienen muchas analogías entre ambas películas.

Con el concepto de un futuro dominado por las máquinas también podemos incluir a la pionera Metrópolis, donde los robots son la base del futuro y los propios hombres funcionan como hombres-máquina. Igual que en Terminator encontramos un futuro donde la humanidad lucha contra las máquinas. Sin olvidar, Runaway y Robocop.

Después entramos en el mundo confuso de saber distinguir la realidad con lo ficticio como en Desafío Total, visión de un mundo futurista mezclando la percepción de vida y sueño, también aparecida en Abre los ojos, o entrando en el concepto de mundos y vidas paralelas con una base en el mundo de los videojuegos, como en Nivel 13. Y una relación de un mundo ideal, como la olvidada Gattaca.

También con una visión futurista pero basadas en el mundo real de la actualidad, películas como El club de la lucha o El show de Truman, y que ya nos anunciaban que no todo lo que creemos tiene por qué ser cierto.

Dark City trata de forma magistral el tema de que nuestra vida no es más que una ilusión que nos mantiene prisioneros. No olvidar que algunos escenarios de Dark City, como azoteas y edificios, se utilizaron en Matrix. Una influencia visual esencial es la de Dark City. Un mundo oscuro, paranoico y futurista. Este estilo se manifiesta en todos los ámbitos visuales, pero sobre todo en el vestuario y en la iluminación.

También podemos citar las influencias menores de Hellraiser y sus “cenobitas”, una mezcla entre lo cibernético y lo orgánico, y los límites de la obsesión enfermiza de David Cronenberg, como en Existenz y Videodrome, entre el hombre y la máquina. Y el mundo oscuro de Alien.

Otras influencias menores, pero mencionadas y vistas durante el metraje de la película. Es la mención de Cyber a Dorothy y El mago de Oz. Y no olvidar la persecución inicial de los agentes detrás de Trinity por las azoteas muy similares a la de Vertigo.

1.1. Matrix y anime:

Respecto al anime japonés es donde podemos encontrar el verdadero punto de influencia. Donde toma su elegancia, estilización, velocidad, iluminación, y su propia paranoia, como son los casos de Neon Genesis Evangelion, Akira y Ghost in the Shell. Con unas escenas de lucha al más puro estilo Los caballeros del Zodiaco y Dragón Ball.

La fotografía en alta velocidad consigue acelerar los movimientos de cámara en torno a imágenes ralentizadas e incluso congeladas. Los saltos suspendidos en el aire de Trinity, no quedan tan lejos de las evoluciones con el balón de Oliver y Benji.

La película por antonomasia de referencia es Ghost in the Shell. El control de la red informática, la búsqueda del yo personal, el mundo de las máquinas, esas mismas máquinas cyborg capaces de tener sentimientos humanos, los saltos de la protagonista o las escenas de acción son muy similares a Matrix.

La voz que dobla a Trinity en castellano es la misma que dobla a la protagonista del anime Ghost in the Shell.

La escena donde uno de los agentes Smith persigue a Neo en un mercado, el primero dispara pero le da a una pila de sandías; se trata de un homenaje a una secuencia idéntica que aparece en la cinta Ghost in the Shell.

Incluso el puerto utilizado por Neo para conectarse con el mundo real es muy similar al de la protagonista de Ghost in the Shell para conectarse con otros cyborgs.

También tiene mucha influencia Akira, éste es el ser absoluto que espera la humanidad para salvarla de su perdición, cómo Neo en Matrix. La influencia ciberpunk y la estética. Y un homenaje en la escena en la que Neo conoce a los niños superdotados en el departamento del Oráculo, es idéntica a la secuencia final de película animada Akira.

1.2. Matrix y el cine de artes marciales:

Se podría hablar como Matrix de una película de kung fu pero con efectos especiales. Las coreografías son dirigidas por el coreógrafo de Hong Kong, Yuen Wo Ping, con el truco de utilizar cables elásticos luego borrados por ordenador. El primer estilo de pelea que Neo aprende es el drunken boxing, o “boxeo ebrio”. El coreógrafo dirigió las escenas de acción de Jackie Chan en la película Zui Ouen, título que quiere decir, precisamente, “boxeo ebrio”.

Tampoco olvidar toda las influencias de Bruce Lee y cualquier película protagonizada por él mismo.

La relación maestro-aprendiz entre Morfeo y Neo y la cháchara de los personajes remite al cine de artes marciales. Como los primeros movimientos que Anderson aplica para bloquear los golpes de Smith, utilizan la misma técnica que empleó Daniel LaRusso contra el señor Myagi en Karate Kid.

Para terminar el apartado dedicado a las influencias del cine, me gustaría nombrar algunas películas análogas e influyentes en Matrix:

Metrópolis (1927) de Fritz Lang
El mago de Oz (1939) de Victor Flemin
Vertigo (1958) de Alfred Hitchcock
Karate a muerte en Bangkok (1971) de Wei Lo
Operación Dragón (1973) de Robert Clouse
Alien, el octavo pasajero (1978) de Ridley Scott
El mono borracho en el ojo del tigre (1978) de Woo-Ping Yuen
Blade Runner (1982) de Ridley Scott
Videodrome (1983) de David Cronenberg
Terminator (1984) de James Cameron
Runaway (1984) de Michael Crichton
Karate Kid (1984) de John G. Avildsen
Hellraiser (1987) de Clive Barker
Robocop (1987) de Paul Verhoeven
Akira (1988) de Katsuhiro Ótomo
Desafío Total (1990) de Paul Verhoeven
Ghost in the Shell (1995) de Mamoru Oshii
Gattaca (1997) de Andrew Niccol
Abre los ojos (1997) de Alejandro Amenábar
Neon Genesis Evangelion (1997) de Hideaki Anno
Dark City (1998) de Alex Proyas
El show de Truman (1998) de Peter Weir
El club de la lucha (1999) de David Fincher
Nivel 13 (1999) de Josef Rusnak
eXistenZ (1999) de David Cronengerg
The animatrix (2003) de varios directores

2. Matrix y literatura:

El realismo sucio y los mundos oscuros del novelista Philip K. Dick están muy presentes en Matrix. Como ya comentamos anteriormente en algunas de sus novelas llevadas al cine: Recuerdos al por mayor (Desafio Total) y ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (Blade Runner), son las más influyentes.

El gran homenajeado en la literatura en Matrix es Alicia en el país de las maravillas. Como cuando tiene que seguir al conejo blanco o como cuando Morfeo le dice en su primer encuentro a Neo: “Imagino que ahora te sientes un poco como Alicia, cayendo por la madriguera del conejo”. Es el punto de inflexión en Matrix y la entrada al mundo real, al igual que Alicia en el mundo de la madriguera.

No olvidar La vida es sueño. Al igual que Matrix entremezclando los mundos de lo real e imaginario.

El número de departamento del señor Anderson es el 101. Referenciando a la novela 1984, ese número hacía referencia al lugar donde enviaban a las personas para ser torturadas e inducidas a creer en situaciones falsas. Y su sociedad de 1984 puede ser la misma inducida a vivir la realidad que el poder quiere que vivamos. También muy parecida al mundo onírico y utópico de Un mundo feliz, como en Matrix todo escondido tras una realidad ficticia.

1984

Portada del libro 1984 (1949) de George Orwell

El término Matriz como una red de información aparece por primera vez en el libro Neuromante, es una novela que trata del futuro, pero un futuro oscuro y decadente, en el cual la alta tecnología desarrollada no soluciona ningún problema, más bien, parece empeorar las cosas.

El libro falso donde el señor Anderson guarda sus programas de pirateo se llama Simulacra & Simulation (un ensayo sobre lo qué es real y qué no). Cuando lo abre, lo hace por el capítulo del nihilismo donde se discute lo que es real y lo que es falso. Otra referencia al mismo libro aparece cuando Morfeo dice a Neo: “Welcome to the deserto the real”. La frase fue extraída del segundo párrafo de la primera página del libro de Baudrillard.

Libros para acompañar la visión de Matrix:

La vida es sueño (1668) de Calderón de la Barca
Alicia en el país de las maravillas (1865) de Lewis Carroll
Un mundo feliz (1932) de Aldous Huxley
1984 (1949) de George Orwell
Recuerdos al por mayor (1966) de Philip K. Dick
¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (1968) de Philip K. Dick
Neuromante (1984) de William Gibson
Simulacra and simulation (1994) de Jean Baudrillard

3. Matrix y religión:

Thomas Anderson, referencia a Santo Tomás, ya que, como él, solo cree lo que ve. También se dice que Tomás era el hermano gemelo de Jesús de Nazaret. El apellido Anderson significa “Hijo del hombre”.

El sobrenombre del personaje Neo es el anagrama de One, Uno, el Único, el Elegido. Cuando llega al mundo virtual, renace y se convierte en Neo Homo. Él es a quien Morfeo estaba esperando, aquél que el Oráculo ha anunciado, el único ser capaz de vencer a Matrix.

Trinity es la Trinidad. Según la religión cristiana, el conjunto de las tres personas que formaban a Dios: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. En la película se podría decir que Morfeo es el Padre, Neo el Hijo, y Trinity el Espíritu Santo que con su fe y amor resucita a Neo al besarle.

Después de que Neorenace” en el mundo verdadero y cae en las coladeras, se sumerge tres veces en el agua. En la tradición católica, se necesita que la cabeza se limpie tres veces vía el bautizo por las gracias del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

El número de departamento de Trinity es el 303, alusivo a la Santísima Trinidad, al igual que su nombre. El número 303 no solo pertenece a la habitación de Trinity, también es donde vive el Oráculo, el cuarto donde es baleado Neo, y es el número que se ve en el agente Smith cuando se observa el código numérico de la matriz.

En una de las paredes del Nabucodonosor II está escrito el número 311, que tiene que ver con un fragmento de la Biblia (Marcos 3,11) que dice: “Tú eres el Hijo de Dios“; es una analogía entre Neo y Cristo.

La nave Nabucodonosor se refiere al rey de Babilonia que, en el libro de Daniel, tiene sueños enigmáticos que deben ser resueltos.

Zion es otra referencia bíblica. Esta ciudad, según Isaías, se prostituye a las reglas de Dios: “¿Cómo es que pareces una prostituta, Zion, ciudad fiel que te conformabas a mis leyes?“.

Además del papel de Neo como la figura de Jesucristo, Morfeo asume la de Juan Bautista (quien espera la segunda venida del mesías), y Cifra, la de Judas Iscariote, quien traiciona a Neo y a sus discípulos.

Parte del cristianismo gnóstico donde el problema del hombre es el conocimiento y la solución es la iluminación.

El Budismo y el samsara. El problema de la ignorancia, donde la solución es el despertar.

4. Matrix y mitología:

Morfeo, o Morpheus, el dios que en la mitología permite dominar a los mortales y suscitar sus sueños. También conocido como Oneiro. Era uno de los mil hijos de Hipnos (sueño), y su madre era Nicte (noche). Uno de sus hermanos era Tánatos (la muerte). Tenía alas de mariposa y portaba la planta de la adormidera. Su misión consistía en dar forma a los sueños cuando los dioses desearan enviarlos a los hombres. En la película Morfeo posee un control considerable sobre el mundo onírico de Matrix, siendo capaz de romper muchas de sus supuestas leyes físicas.

La frase Know Thyself (Conócete a ti mismo), que aparece en la cocina del Oráculo, es la misma que está inscrita a la entrada del Oráculo de Delfos y también referencia a Sócrates.

5. Matrix y filosofía:

La idea de que “la realidad es falsa” se puede tomar de Descartes al apuntarla al hablar de un Demiurgo que tenía a la humanidad sometida en una ilusión. Y también su famoso Cogito, ergo sum (Pienso, luego existo). Neo podría ser Descartes como le expone a su colega Choi en una de las primeras secuencias del film: “¿Alguna vez has tenido la sensación de no saber con seguridad si sueñas o estas despierto?” o cuando Morfeo le dice: “¿Alguna vez has tenido un sueño, Neo, que pareciese muy real? ¿Qué ocurriría si no pudieras despertar de ese sueño?, ¿cómo distinguirías el mundo de los sueños de la realidad?”.

Descartes

René Descartes

Aquí tenemos que introducir también el personaje de Cifra, para incluir las semejanzas con El genio maligno del mismo René Descartes. Para introducirnos en este término nada mejor que las palabras del propio Descartes: “Este designio es penoso y laborioso, y cierta dejadez me arrastra insensiblemente al curso de mi vida ordinaria; y como un esclavo que sueña que está gozando de una libertad imaginaria, al empezar a sospechar que su libertad es un sueño, temer el despertar y conspira con esas gratas ilusiones para seguir siendo más tiempo engañado”. Eso le pasa a Cifra, el traidor, el que conspira con esas gratas ilusiones (los agentes) para seguir siendo más tiempo engañado por El genio maligno.

Como en El mito de la caverna de Platón, Matrix solo permite ver una deformación de la realidad a una esclavizada humanidad que se contenta con eso. En El mito de la caverna se narra cómo unos esclavos viven en una cueva creyendo que lo que ven (unas sombras proyectadas en la pared) es la realidad cuando lo cierto es que viven engañados. Y eso ocurre en Matrix cuando Morfeo le dice a Neo: “Eres un esclavo, Neo. Igual que los demás, naciste en cautiverio. Naciste en una prisión que no puedes ni oler ni saborear ni tocar. Una prisión para tu mente”. Y al igual que el esclavo que escapa de la caverna y ve la luz del sol, Neo volverá para salvarnos a todos.

También se puede hablar de Hilary Putman y de sus ideas de que los humanos podríamos ser cerebros en cubetas conectados a unas máquinas por un diabólico científico y después su experimento mental de la Tierra Gemela, en el que se plantea que ocurriría si las cosas que tomamos por reales, como por ejemplo el agua, no lo fueran (en vez de agua sería agua gemela). Ambos temas principales en el guión de Matrix. Como el de la Tierra Gemela y el Trigo rico: “¿Y si el Trigo rico no era Trigo rico?, ¿y si el pollo no era pollo?”.

No olvidar el existencialismo de Jean Paul Sartre y Simone de Beayvoir basándose en: “el hombre es ante todo un proyecto que se vive subjetivamente (…) nada existe previamente a este proyecto; nada hay en el cielo inteligible. (…) Pero si verdaderamente la existencia precede a la esencia, el hombre es responsable de lo que es, sobre él recae la responsabilidad total de su existencia”. Y la elección es la base fundamental de la filosofía sartreana: “En el fondo, lo que asusta de la doctrina que voy a exponer, ¿no es el hecho de que deja una posibilidad de elección al hombre?” Esa elección y ese miedo son los mismos de Neo.

Para terminar voy a mentar unos cuantos filósofos y sus diferentes pensamientos también introducidos en Matrix: Berkeley y sus ideas de Ser es ser percibido y Lo aparente es real. Kant, ¿cómo podemos saber qué cosas lo son por sí mismas? Los fenómenos y el mundo reside en nuestras estructuras mentales. Nietzsche, su superhombre y el rechazo a lo impuesto por la autoridad. Baudrillard y su desierto de la realidad. Nozik y la máquina de la experiencia. Laplace y su determinismo físico. Hume y la crítica al concepto de la causa. Schopenhauer y la voluntad humana.

Y para terminar con el apartado me gustaría referir una anécdota filosófica de la película Metacortex, la compañía para la que trabaja el señor Anderson quiere decir “trascender las ba¬rreras del cerebro“.

6. Matrix e informática:

Las letras de los ordenadores, salvo la de las llamadas y el ordenador de Neo, son mezclas de letras y números del derecho y el revés con caracteres japoneses del alfabeto Katana.

Matrix se ve verde, igual que las pantallas de los primeros ordenadores.

Matrix, Morpheus, Trinity, Neo, 101 y 303 son todos modelos viejos de sintetizadores.

El ubicuo agente Smith califica a la raza humana como un virus.

7. Matrix y avances tecnológicos:

Los verdaderos protagonistas de la película son, sin duda alguna, los efectos especiales. Se desarrolló un software nuevo para lograr unas texturas hiperrealistas en los fondos realizados por ordenador de las secuencias más impactantes.

El efecto “Bullet Time” ralentiza la imagen mientras el encuadre se mueve por toda la escena. El efecto se consigue con una batería de cámaras fotográficas sincronizadas que se disparan secuencialmente y cuyas imágenes se unen posteriormente en la edición digital.

En primero en utilizar está técnica fue el francés Michel Gondry, quien aplicó la secuencia de cámaras en un comercial y en un video de la cantante islandesa Bjôrk.

8. Matrix, cómics y manga:

Uno de los mayores aciertos visuales es el de innegable apariencia del cómic, en que las imágenes están perfectamente articuladas formalmente como pequeñas viñetas, lo que se produce a través del hiperrealismo visual, las pausas narrativas, los contrapicados, los planos grotescos, los contrastes entre el blanco y negro, sobre todo mediante el dinamismo de sus imágenes.

Los hermanos Wachowski trabajaron durante un tiempo escribiendo guiones para la Marvel y ya en su primer largometraje reconocían como máxima inspiración al guionista de cómic Frank Miller.

El grafista Jeff Darrow fue su guía al dibujar el primer Matrix escena a escena: 600 páginas que dejaron con la boca abierta a Lorenzo Di Bonaventura, mandamás de la Warner.

Neo se puede observar como un héroe torturado, un Peter Parker o Bruce Wayne, con la necesidad de convertirse en un superhéroe para salvar al mundo.

9. Matrix y rol:

Los jugadores de rol dicen que Matrix es “Mago: la Ascensión”. Es una Guerra entre Magos… cuatro facciones luchan entre sí por el dominio de los Durmientes, los humanos no-magos. Quién consiga su aceptación, tendrá el poder de controlar la realidad sin temor a reacciones. Las facciones enfrentadas son los Merodeadores, los locos; las Tradiciones, los ancestrales; los Nefandos, los corruptores; y la Tecnocracia, los ordenados.

El libro de las sombras

Portada de la guía del jugador: Mago La Ascensión

La hechicería de Mago se basa en un soporte metafísico bastante complejo de explicar en estas líneas. Básicamente el mundo no es como es, es como tú quieres verlo. La realidad es el consenso de las masas. La gente no vuela porque no creen (casi todos) que puedan hacerlo. La incredulidad de las Masas evita que las cosas se retuerzan sin sentido. Pero los Magos Auténticos son diferentes. Ellos han comprendido, en parte, que por medio de la voluntad más fiera se puede manipular la “realidad” de los Durmientes. Es decir, yo podría por medio de mi voluntad volar por las calles de Londres, porque mi Personaje tiene la Voluntad y la Iluminación necesaria para imponer su creencia sobre la de los demás. Sin embargo los Magos aún quedan sujetos a muchos cabos que les impide ser auténticos dioses. Enfocar la voluntad es difícil sin una muleta. Por ello los magos usan “focos“, que ayudan a enfocar su voluntad para imponer su verdad.

10. Matrix y videojuegos:

Los escenarios simulan contornos visuales y las luchas duran casi como en un juego de consola: para no aburrirse tenemos que saltar enseguida a la siguiente pantalla. Tenemos la rapidez de las tomas y el continuo cambio de escenas como el mejor videojuego que te puedas encontrar.

11. Matrix y música:

La música es un balance importante durante todo el metraje acompañando a cada una de las escenas, de estilo más bien heavy y techno. Y también con dos guiños que nos sorprenden durante el film.

Un primero cuando Neo combate con Morfeo, como fondo se escuchan las piezas Bow Whisk Orchestra y Switch or Break Show. Ambas son anagramas de Wachowski Brothers.

De igual forma, cuando Neo, Trinity y Morfeo salen del edificio después de visitar al Oráculo, se escuchan los temas Exit Mr. Hat y Threat Mix, anagramas de The Matriz.

Considerado como el último filósofo medieval, marcado por el fin de una época y el nacimiento de una nueva, basada en el antropocentrismo renancentista. Marca un punto de inflexión en la historia del pensamiento escolástico, queriendo liberar a la Iglesia del absolutismo en lo político. En un salto en el tiempo, es capaz de adelantarse a las ideas del renacimiento, precursor de los movimientos democráticos, inspirador de la revolución teológica protestante y el fundador de la filosofía empirista y moderna. Teólogo, filósofo, clérigo, escritor y político todas estas facultades, teorías e hipótesis nos llevan a una de las mayores figuras del pensamiento medieval como es Guillermo de Occam.

Guillermo de Occam

Guillermo de Occam

Introduce una serie de teorías que revolucionaron la escolástica de su tiempo como el Principio de parsimonia o de economía del pensamiento, una de las herramientas más potentes y eficaces de la ciencia.. Este principio aconseja reducir al mínimo el número de motivos y objetos –en general, de entes- a los que tenemos que justificar algo. También implica que en el conjunto de teorías ofrecidas para explicar un hecho, hemos de preferir la más simple. Esa idea había sido expuesta ya por Durand de Saint-Pourcain, un dominico filósofo y teólogo fallecido en 1332, y también se encuentra enunciada en la obra del franciscano Duns Scoto (1266-1308), probable profesor de Occam.

Pero fue Guillermo de Occam, el prototipo de filósofo libre en el siglo XIV, quien mencionó y utilizó continuamente esa “navaja” o “tijera” en sus disecciones del pensamiento, para eliminar lo que era considerado redundante o superfluo, también conocido como nominalismo, y con éste, iniciar la llamada “ciencia experimental”, frente a la idea del realismo extendida por Santo Tomás de Aquino.

El concepto de asociar sencillez con verdad no era nuevo en el siglo XIV. De hecho se encuentra ya en la Física de Aristóteles, pero Occam lo utiliza, por ejemplo, para reinterpretar las ideas de casualidad del filósofo estagirita, diciendo que no se puede justificar una causa universal por simple acumulación de individuales.

La idea que conocemos por navaja de continúa en el análisis de las observaciones y en la presentación de los resultados. Por ejemplo, la utilizamos para medir la calidad de las teorías y se suele hacer mención a ella al recordar a un investigador que debe escoger la hipótesis más simple de las posibles.

Guillermo de Occam

Guillermo de Occam

Guillermo de Occam nació hacía 1285 en Ockham, en el condado de Surrey, al sur de Londres. Poco sabemos sobre su infancia, pero parece que era muy joven cuando entró en el convento londinense de la Orden Franciscana. Sus primeros estudios se centraron en la Lógica, tras lo cual fue ordenado subdiácono en 1306, y en 1310 comenzó, en Oxford, los habituales de Teología, siendo según se cree discípulo de Duns Scoto.

Entre 1317 y 1319 dio clases –en Oxford y en París– sobre las Sentencias de Pedro Lombardo (s. XII), que eran el texto oficial de Teología en todas las universidades, y sus comentarios provocaron la crítica de varios teólogos de Oxford. Ello motivo que dejara la universidad sin el título de Teología, siendo calificado de “inceptor” en la terminología usada en aquella universidad. Continuando sus estudios en conventos. También compuso sus trabajos sobre física aristotélica y lógica. El carácter innovador de sus enseñanzas hizo que empezase a dar clases como bachiller sin llegar nunca a ser doctor, conociéndoselo como “el venerable principiante”.

Sus obras más destacadas, como la Lógica maior o la Ordinato son anteriores a 1324, y de ese año data su principal obra en la Física: Quaestiones in octos libros physicorum. En estas obras Occam es poco optimista respecto a la capacidad de la Filosofía para demostrar verdades metafísicas. Acepta que la Teología realice afirmaciones sobre la base de la autoridad de la Revelación pero no considera que éstas (que Dios es uno y creador y que el alma es inmortal, por ejemplo) deban o puedan demostrarse filosóficamente. Lo que la razón sí puede hacer es mostrarlas como posibles y no contradictorias e incluso como probables, pero no demostrarlas. Criticando los planteamientos de Santo Tomás de Aquino.

Al ser denunciado de herejía por hacer cometido “56 errores” según John Lutterell, ex rector de Oxford, en 1324, el papa Juan XXII le llamó de Inglaterra a Aviñón; allí se abrió un proceso contra él y permaneció retenido en el convento hasta que se escapó la noche del 26 de mayo de 1328, siendo excomulgado a los 10 días de su fuga. No fue la acusación de Lutterell lo que provocó esa excomunión, sino su postura sobre el grado de pobreza que debían practicar los religiosos, enconado tema de debate por entonces en la Orden Franciscana y en toda la iglesia. También con sus reflexiones como rechazar las demostraciones de la existencia de Dios, tampoco puede sostener la existencia de un alma sustancial e inmaterial.

Guillermo de Occam

Grabado sobre Guillermo de Occam

Su situación se complicó aún más al unirse a los franciscanos “espirituales” y tomó partido por el emperador Luis IV de Baviera en el enfrentamiento entre éste, que ya había sido excomulgado en 1324, y el Papa, a quien Occam llegó a tratar de herético y antipapa, tras estudiar ciertas afirmaciones suyas en bulas sobre la pobreza. Este enfrentamiento entre Baviera y el Papa, respecto a la primicia del poder estatal sobre el eclesiástico, da pie también, a la llamada “guerra de la pobreza” entre el papado y el voto de pobreza de los franciscanos. Éste trata de la corriente “renovadora” que había surgido en la Orden Franciscana de no poseer bienes materiales tanto en privado como en comunidad, en la que el propio Occam era uno de sus más fieles seguidores.

En 1328, al producirse la ruptura entre Luis de Baviera y Juan XXII. Occam abandona Aviñón; acompañando al general de la Orden, Miguel de Cesena, marcha a Pisa, y siempre bajo el seguimiento del emperador, se traslada a Munich en 1330. A partir de ese momento, excomulgado desde hacía un año, centra su esfuerzo intelectual en la redacción de sus obras políticas contra el Pontificado, en contacto con los círculos próximos a Marsilio de Padua.

La muerte de Juan XXII en 1334 no significó su reconciliación con la Iglesia. En Múnich ya no escribió obras de Filosofía, sino que dirigió su atención a las cuestiones de la Lógica, Teología práctica, Política y divulgación, además de las imprescindibles diatribas con los Papas sucesivos, Benedicto XII y Clemente VI, a quienes acusó con implacable rigor teológico, pero sin caer en el insulto personal.

Su muerte, como su nacimiento, son totalmente desconocidas, durante un tiempo se creyó que Occam había fallecido en la epidemia de la peste negra en 1349, mientras que otras fuentes señalan en 1347.

Se puede escuchar la versión radiada en el programa de radio de El Abrazo del Oso del 16-12-09:
La navaja de Occam y la televisión absorbente

Pauline en la playa

Cartel de la película Pauline en la playa (1983) de Éric Rohmer

Enmarcada en la serie de capítulos y proverbios de Rohmer. Es una historia marcada por la pureza con la sencillez de lo cotidiano, el conflicto sobre diferentes maneras de entender el amor y una amplia poética con la simplicidad.

Dentro de un lugar idílico para unas vacaciones, acudimos al despertar sexual y los primeros escarceos con el amor de una muchacha adolescente –Pauline-, sus primeras ilusiones y fantasías dentro del amor, compartidas desde el enfoque clínico pautado por los diferentes personajes que se va encontrado dentro de la playa.

Los diferentes juegos de amores y desamores protagonizan un dialecto continuo sobre el amor, profundo sentir sobre los amores incomprendidos y rechazados. Como las circunstancias ajenas a tus deseos y voluntades, marcan tu presente y futuro, dejando una impronta aprendida por los sinsabores de la vida.

Un severo grano de película le da un aire impresionista a cada unas de las postales que se suceden escena tras escena. Haciendo aún más bella la poética con la simplicidad hablada anteriormente.

Los celos, la naturaleza humana y los diferentes estados emocionales en el transcurso de la vida, son otra serie de conceptos que van cobrando su importancia en el transcurrir del metraje. Envolviendo cada uno de éstos, en el extenso telar de los hilos del amor.

Una vez más, Rohmer, consigue contar una historia sobre lo cotidiano, basando sus películas en el día a día, sin dar a lugar a otras rocambolescas fábulas sobre el devenir de la vida. Es suficientemente complicada la sencillez cotidiana como para entrar en otros lares más profundos. La sencillez y el amor tienen un grado tan puro como el marcado por la idolatría hacia el mismo.