Posesión infernal (1981) de Sam Raimi

Publicado: 16/05/2011 en Cine, Películas
Etiquetas: , , , , , ,
Posesión infernal

Cartel de la película Posesión infernal (1981) de Sam Raimi

Una de las películas míticas del cine de terror en los 80, un gore de serie B, atrevido y gamberro, con una salpicadura extra de un humor negro que roza el surrealismo.

Contiene todos los estereotipos del cine de terror al uso: un grupo de amigos en un bosque, una cabaña de lo más nauseabunda, fiestas, alcohol y sexo; pero todo esto se rompe con un humor informal, una técnica de rodaje que bebe de los más grandes y un maquillaje marcado por la escasez de miedos.

El protagonista es el “Morturom de Monto” el “Libro de los Muertos” hermanado con el famoso “Necronomicon” de Lovecraft, un tratado sobre los demonios que en sus líneas esconde el secreto para poder invocarlos y que tomen posesión de los vivos.

Unos travelling alocados, movimientos de cámara pakirsonianos, unos planos atrevidos que nos recuerdan a los mejores Hitchcock y Welles: donde los picados y contrapicados nos mantienen en viva tensión. Un maquillaje un poco cutre pero que no deja de erizarnos la piel y uno unos efectos especiales a la antigua usanza, capaces de removernos el estómago una y otra vez.

Con el avance del metraje se desata un torrente de gritos, sangre, vísceras, descomposiciones, transformaciones, sonidos y ruidos estremecedores; delirantes escenas tan extremas como: la violación de una de las chicas por un árbol o la decapitación de otra de las chicas por parte de su novio, y comprobar que está sigue viva, riéndose e intentado matarle mientras se desangra encima de él.

Todos estos toques nos recuerdan a otras películas gores posteriores como: Re-Animator (1985) de Stuart Gordon, Mal Gusto (1987) o Braindead, tu madre se ha comido a mi perro (1992), ambas del “hobbitPeter Jackson. Abriendo Posesión Infernal una puerta a un subgénero en el gore: un gore mezclado con el terror y la comedia. Aunque en está encontramos una diferencia: es una esencia del cine giallo italiano, basado en un terror sobrenatural más extremo y sin fisuras.

El metraje sigue pasando: la acción, el frenesí y el desenfreno no tiene fin. Hasta llenarlos la cámara de sangre y de cuerpos totalmente despedazados. Convirtiendo al personaje protagonizado por Bruce Campbell –el eterno amigo de Sam Raimi- “Ash” en un antihéroe. Llegando a una escena final que da pie a la apertura de las otras dos secuelas que darían origen a una trilogía de culto: Terroríficamente Muertos (1987) y El ejército de las tinieblas (1992).

Se puede escuchar la versión radiada en el programa de radio de El Abrazo del Oso del 07-10-09:
Contra viento y marea

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s